El fango favorece a la regeneración de la epidermis, nutriendo las células que se encuentran en la dermis, otorgándoles minerales y oligoelementos para regenerar y nutrir la piel.

El fango favorece la reproducción celular debido a las sales y minerales que posee.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *