El tratamiento estético facial te permitirá tener un rostro con una apariencia saludable, con más brillo e hidratación. Lo mejor es que son procedimientos sencillos que no implican una intervención quirúrgica ni reposos prolongados.

Es ideal para damas y caballeros que trabajan, estudian o tienen el tiempo limitado y quieren verse bien. Por esta razón preparamos este material. Queremos que conozcas diversas técnicas que pueden servirte y los efectos que tendrán sobre tu rostro.

Tratamiento estético facial

Limpieza facial profunda

Lavamos el rostro a diario, pero ¿realmente logramos eliminar todas las impurezas? La respuesta es no. Por este motivo es necesario que cada cierto tiempo te sometas a un procedimiento que te permita limpiar a profundidad y no solo de forma superficial. Con ello podrás eliminar células muertas y permitir una regeneración de la epidermis.

Con la limpieza facial se limpian los poros, acabando con cualquier obstrucción y previniendo la aparición del acné. Se hidrata la epidermis, se activa la circulación y la producción de colágeno, la cual es vital para dar firmeza a la piel y evitar la aparición de las arrugas. Los efectos de este tratamiento estético facial son inmediatos. Luego de una sesión saldrás con un rostro más luminoso y cuidado.

Microdermoabrasión con punta de diamante

Este procedimiento es más completo que una exfoliación. Se emplea un equipo cuya punta está recubierta con partículas de diamante, estas son las encargadas de hacer una especie de barrido en el cutis, de esta forma se limpia la piel, se eliminan las células muertas, los restos de grasa y puntos negros acumulados. Esto permite una mayor oxigenación de la piel.

Microdermoabrasión con punta de diamante

Además de lo anterior también permite mejorar su textura, aportando suavidad y uniformidad en el tono. También atenúa las cicatrices y es un procedimiento que puede ser empleado hasta en pieles muy sensibles. Si te están apareciendo arrugas superficiales o tienes manchas de distintas tonalidades (por el sol o acné) considera hacerte una microdermoabrasión. Incluso, también lo es si sufres de piel seca o áspera.

Radiofrecuencia facial

Es un procedimiento que eleva la temperatura de los tejidos. De esta forma se estimula la producción de colágeno. Esto ayuda a combatir los signos del envejecimiento de la piel, obteniendo una apariencia más juvenil. Tiene un efecto lifting, es decir permite recuperar la elasticidad de la piel y su tersura, sin necesidad de acudir a un quirófano.

Con este tratamiento estético facial podrás disfrutar de una piel más fresca, tensa y luminosa. Además se consigue suavizar las arrugas y esos pliegues que se forman alrededor de los labios. Por si fuera poco, da mayor firmeza a la piel del cuello y escote.

Electroporación

Es una técnica mediante la cual se emite una onda electromagnética de baja intensidad, logrando el paso de ingredientes activos a la dermis de forma gradual (sin el uso de inyecciones). Esto se logra abriendo los poros de la piel con el fin de aumentar su permeabilidad. Esta apertura temporal permite que los productos penetren directamente.

Es ideal para tratar manchas, melasma, piel deshidratada y suavizado de las líneas de expresión. Los ingredientes más comunes en este tipo de tratamiento son antioxidantes, vitaminas, ácido alpha lipoico, aminoácidos y minerales tales como la vitamina B5, A y C.

Que tu exterior refleje tu interior. Cuidar tu piel y tu rostro no es simple vanidad. Es una muestra de que te aprecias y quieres no solo sentirte, sino verte bien. En nuestro próximo post te hablaremos sobre otros tratamientos estéticos como las hidrataciones faciales, el peeling y las ampollas hidratantes.

¿Tienes alguna duda? Escríbela en los comentarios y podremos responderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *